Reclamar nuestros cuerpos en palabras de Rupi Kaur

Mirarse al espejo y desconocer a la persona que está en frente debe ser una de las peores sensaciones que hay.

Resulta atemorizante ese momento del año, del mes, de la semana o del día en el que la persona que uno ve en su reflejo se siente lejana y ajena. No porque vaya a quedar perdida por siempre o porque seamos incapaces de recuperarnos. Pero asusta porque en ese lapso de tiempo, por pequeño que sea, no podemos sentir nuestro aquello que nos pertenece desde un principio.

Rupi Kaur, escritora Canadiense, tiene una forma peculiarmente linda de recordarnos que el cuerpo en el que vivimos, es nuestro y es casa.  Y este mensaje me parece jodidamente importante en un mundo en el que día a día nos enfrentamos a la violencia en la que se envuelve el ser mujer.

De su poesía

No me puedo considerar una lectora de poesía. Cuando cruzamos caminos la disfruto mucho, pero no tiene un lugar constante en mi lista de lectura. Porque, aunque hay unos poemas que te hacen sonreír, también hay unos que te hacen llorar. Porque necesito cierto estado de ánimo para leer poesía. Y, principalmente, porque hay poemas, hay versos que te golpean tan fuerte que te tienes que detener.

El primer poema que leí de Rupi Kaur fue uno de esos que te golpean, te duelen, te paran en seco y, después del impacto, te hacen sonreír.

Del ser mujer

La obra de la escritora gira en torno al ser mujer. A crecer, caerse, amar, sufrir, sanar, descubrirse, levantarse y construirse desde el ser mujer. Mi encuentro fue casual. Una amiga compartió una imagen, yo leí el poema y quise saber más de la autora. Descubrí que es originaria de la India, que comenzó a escribir y dibujar desde niña y que tiene un libro de poemas que publicó en 2014 con el nombre de Milk and Honey.

En las palabras de Rupi Kaur hay situaciones y verdades muy comunes, muy diarias, muy crudas y muy reales. Es fácil reconocer e identificarse con las cosas de las que escribe. La inseguridad; consecuencia de crecer rodeadas de estereotipos y tabúes.

La belleza de aprender a amar nuestras imperfecciones, de contar unas con otras y de vencer miedos para crecer y aprender. El dolor de perder a alguien, el miedo de dejar ir, la alegría de superar obstáculos. Lo bonito, lo bueno, lo malo y lo increíble de la vida.

Rupi Kaur

De reclamarnos

Uno de los temas más bonitos es ese de restaurar la relación que tenemos con nosotras mismas. El de volvernos a sentir completas, de volvernos a sentir nuestras. No sólo en respuesta a las agresiones, también con respecto a la nostalgia por el hogar, los amigos y la familia durante viajes o separaciones prolongadas.

Rupi Kaur dice que después de tantos cambios de espacio físico a lo largo de su vida, llegó a la conclusión de que se siente en casa con ella, con su arte, con sus poemas y sus dibujos. Eso es algo que se lee en sus poemas y es algo que debería ser un sentimiento general. La seguridad de comenzar a construir hacia afuera porque estamos seguras de lo que tenemos en el aquí.

“…The reason I never felt homesick was because for me, home was wherever I was…home is my writhing, my art, ME”

De mi experiencia

Mi acercamiento a esta autora fue una muy enriquecedora. Por el hecho de que al leerla una se siente acompañada. Una puede reír, llorar, suspirar y decir esa bonita frase de “mira, no soy la única”. Porque de leerla dan ganas de quererte así, de admirarte así, de superar muchas inseguridades y de vencer muchos miedos.

Dan ganas de pararte desnuda frente al espejo y echarte piropos. Dan ganas de comerte esa hamburguesa y correr esa carrera y comprarte ese suéter y decirle que no a esa persona y decirle que sí a esa otra. Porque de leer a Rupi Kaur una se siente más cerca a otras que han vivido lo mismo o que han vivido cosas diferentes, pero que se despiertan todos los días con los sueños alborotados y las ideas bien puestas.

Es una mujer que habla de sus debilidades con el mismo cariño que habla de sus talentos y fortalezas. De vivir, con una franqueza sorprendente. No hay adornos innecesarios ni rebuscados en sus palabras. Sus poemas y sus ilustraciones son bellos porque son muy reales, muy sencillos y muy tangibles.

Milk and honey es definitivamente un libro que debe estar en nuestra lista de lectura constante y Rupi Kaur una escritora a la que debemos seguir de cerca.

Total
18
Shares

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*