Buffy la caza vampiros, la amistad y el crecer

Buffy la Caza Vampiros es, por mucho, mi serie favorita de todos los tiempos. La vi de pequeña, cuando la pasaron por primera vez, la vi en su repetición y la volví a ver hace un año gracias a las maravillas del internet. Recientemente la serie cumplió 20 años de su estreno y no puedo menos que dedicarle unas palabras al grupo de amigos que llenó mis días y me acompañó en tanto.

Cuando era una niña pensaba que de grande quería ser una caza vampiros o una bruja, que Angel era muy guapo, que mi grupo de amigos era como los Scoobies y que mi mamá debió haber sido vigilante en su otra vida.

Cuando la vi en su repetición, me di cuenta de todas las cosas escondidas detrás de los monstruos y demonios de la serie. Las inseguridades, los problemas con las drogas, los desórdenes alimenticios, la violencia de pareja, el acoso escolar y muchas otras situaciones que están presentes mientras uno crece.

Ahora, a mis 25 años y re visitando un universo que ha inspirado muchas de mis propias historias, me doy cuenta de que si bien los efectos se ven viejos, las temáticas siguen siendo actuales.

Fuente: http://www.pophorror.com

La caza vampiros

Para aquellos que no conocen la serie, Buffy es una adolescente de 16 años que llega a la preparatoria Sunnydale tras ser expulsada de su escuela anterior por incendiar el gimnasio.

Su mamá y sus profesores creen que su actitud y sus malas calificaciones se deben al divorcio de sus padres y a la rebeldía de su edad. La realidad es que Buffy es estudiante e hija de día y cazadora de noche, lo que le complica bastante hacer sus tareas, aprobar sus materias y salir con sus amigos mientras evita que las fuerzas del mal se apoderen del mundo.

Cuando comienza la serie, Buffy ya es la cazadora y está un tanto fastidiada por eso de que la expulsen, la castiguen, le arruinen la ropa y las citas. Conoce a su nuevo Vigilante, Giles y a sus mejores amigos, Willow y Sander en Sunnydale, un pueblo coqueto que está justo encima de la boca del infierno (sí, es tan malo como suena).

Juntos forman un grupo llamado los Scoobies (que hace referencia a Scoobie Doo) y en cada capítulo se las arreglan para salvar al mundo, esconder el secreto y aprobar sus materias.

Fuente: http://thepandorasociety.com

Del sobrevivir a lo que nos toca

(Los miedos, los ataques de vampiros, las relaciones, los apocalipsis, el crecer, ser la cazadora, graduarse, la vida…)

Una de mis cosas favoritas es que los personajes enfrentan situaciones que van desde lo más ridículo hasta lo más atemorizante, mientras son jóvenes “normales”.

Sí, son la elegida, la bruja, el vigilante, el hombre lobo, etc., pero también son personas que quieren salir de fiesta, resolver sus diferencias con sus padres, sobrevivir a la escuela, enamorarse y estar a la moda.

Uno de los capítulos que más impresión me causaron la última vez que lo vi, fue el de una pareja que aparenta ser muy feliz. Él teme perder a su novia así que consigue tomar una fórmula (estilo Dr. Jekyll y Mr. Hyde) que lo hace rápido, fuerte y atractivo, pero también muy celoso y violento.

Fuente: http://buffy.wikia.com

En otro momento, hacen una analogía que compara a los hechiceros y la magia negra con el consumo y abuso de las drogas. El resultado es bastante incómodo de observar, principalmente porque la referencia es notoria y las consecuencias son terribles.

Los personajes de esta serie te llevan de la mano por un viaje que está lleno de risas y bromas, pero que tiene momentos muy oscuros y muy reales.

En medio de los apocalipsis (que son varios) y los villanos, la historia te permite explorar situaciones muy humanas que te arrastran a una montaña rusa de emociones. Lloras cuando algún personaje muere, te ríes cuando las cosas salen bien, sufres cuando los personajes pierden el rumbo y se equivocan y sientes ese apretoncito en el corazón cada que te recuerdan que con o sin monstruos, la vida real también tiene retos que a veces parecen insorteables.

De los seres humanos llenos de defectos

Ninguno de los personajes de esta serie es inmaculado. No importa de qué lado están, no importa qué tan buenas sean sus intenciones y no importa a quién amen u odien. Todos cometen errores, son egoístas en algún momento o quieren botar todo al traste cuando sienten que no pueden más.

Creo que esta es una de las cosas que más disfruto de la serie. Admiro muchísimo a Buffy y defiendo que es un héroe que siempre trata de salir adelante y buscar el bien común.

Sin embargo, se equivoca constantemente y necesita detenerse, pelearse con los demás y consigo misma y arreglar el cagadero que armó. Al resto de los personajes les sucede lo mismo, en este aspecto. Todos tocan fondo en algún punto para de ahí poder construirse.

Fuente: https://uproxx.files.wordpress.com

El miedo los paraliza en algunos momentos. La angustia los hace decir cosas de las que después se arrepienten. Se equivocan mucho y es parte del encanto del universo, el ir creciendo junto con los personajes y descubrir que entre lo rojo y lo blanco, las tonalidades de rosa son muchas.

De los mejores Villanos del mundo

Si algo tiene Buffy la Caza Vampiros es un conjunto de villanos excelentes con la habilidad de matarte de la risa un momento y del miedo al siguiente. En mi opinión, a excepción de una temporada en la que el villano es bastante aburrido (Adam te estoy hablando a ti), los “Big bads” son tanto o más interesantes que los personajes principales.

Todos persiguen el objetivo último de dominar el mundo, por supuesto, pero los sentimientos que los mueven y la manera en la que se desenvuelven con los protagonistas son únicos en cada caso.

Desde el jefe vampírico decidido a regresar de su encierro, pasando por el vampiro desalmado, el vampiro enamorado y la vampira loca.

El pulcro y germofóbico demonio ancestral y la cazadora rebelde. La Diosa con una fuerza descomunal y unos caireles de ensueño, los humanos empeñados en destruir a la cazadora y hasta el malo más malo de todos los malos.

Cada uno de los villanos te absorbe de tal manera que no puedes evitar esa voz pequeñita en tu cabeza que piensa que son increíbles.

Del ser mujer y ser fuerte

Buffy por sí misma es ya una figura que inspira fortaleza y confianza. Es una adolescente que se convierte en mujer mientras pelea por el bien, por lo que considera correcto y por defender el valor de sus ideas. Las mujeres que la acompañan a lo largo de la serie no son menos interesantes.

Cordy es leal, sarcástica y franca, no acepta estupideces de nadie y su sentido del estilo jamás la abandona. Willow es dulce, inteligente y una amiga confiable. También es sumamente tenaz y decidida y puede convertirte en rata si considera que representas un peligro para su gente. Anya es práctica y divertida y tiene muy claro que si se trata de salvar a alguien, primero va a pensar en ella misma. De Dawn no vamos a hablar porque soy más feliz cuando pretendo que no existe.

Dos de los retos más fuertes que enfrentan la cazadora y su equipo, son precisamente contra antagonistas misóginos que, por supuesto, terminan en muy malas condiciones después de encarar a los Scoobies.

Recuerdo haber leído alguna entrevista con Joss Whedonm, creador de Buffy, en la que le preguntaban porque escribía personajes de mujeres fuertes. Su respuesta fue “porque me siguen haciendo esa pregunta”.

A mi parecer, las mujeres de la serie no son fuertes porque se enfrenten a peligros día sí y día también, lo son porque viven según sus reglas, no aceptan que nadie las minimice y se apoyan unas a otras.

 

Fuente: https://es.pinterest.com/gretatrapp/buffy-the-vampire-the-slayer

De las mujeres de Buffy aprendí muchas cosas; cosas que quería ser y cosas que no quería ser.

De Buffy aprendí que la vida es jodidamente complicada y divertida y que justo eso es lo que hace el viaje interesante.

Fuente: https://es.pinterest.com/

Total
23
Shares

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*