Descubriendo el Síndrome de Asperger en las Mujeres.

El Síndrome de Asperger (SA) es un conjunto de características mentales que forma parte de los Trastornos del Espectro Autista (TAE); los afectados, muestran dificultad variable en la capacidades sociales, comunicacionales y conductuales. Se cree que afecta a hombres y mujeres en una relación de cuatro a uno (4:1); sin embargo, especialistas en el tema como Liane Holliday y Tony Attwood consideran que la relación podría ser menos dispareja, al grado 2:1 o incluso 1:1; pero que es imposible saberlo con entereza debido a los estándares actuales de evaluación centrados en el comportamiento masculino.

Foto: Killy Sparre

Fue en 1944 que Hans Asperger hizo sus primeros aportes en el tema; al día de hoy se desconoce su causa exacta; aunque no se descarta que se trate de una anomalía cerebral.

Se le ha considerado hereditario; sin embargo, no se ha identificado el gen específico para corroborarlo. Diagnosticado de manera imperante en niños (varones) bajo el esquema de “pequeño maestro”, a través de diagnosis diferencial o por descarte después de algún altercado por mal manejo de la frustración cayendo en ira descontrolada o por algún tipo de mal entendido social con sus pares debido a sus intereses; esto ha generando diferentes estereotipos de conducta para los diagnósticos actuales; sin embargo, el modelo de las niñas Asperger se asimila más al de “pequeñas filósofas” y no coincide con los patrones marcados a los chicos, pasando desapercibido la mayor parte de las veces, siendo más “común” llegar al diagnostico en edad adulta, muchas veces por el diagnóstico oportuno de alguno de los hijos.

Y es que son los rasgos de “genialidad” o “super inteligencia”, que se le han aparejado al trastorno, lo que impedía que se relacionara el padecimiento con las mujeres.

No tiene más de 5 años desde que los profesionales comenzaron a reconocer que dicha condición no se limitaba únicamente al género masculino.

Si bien existen patrones para identificar individuos SA, es importante considerar que cada uno tendrá una personalidad diferente y se amoldaran en mayor o menor grado al prototipo; por lo que existirán individuos SA intensamente alegres e incluso extrovertidos; mientras que otros son más tímidos, melancólicos e introvertidos. Es muy importante no perder de vista que la condición no elimina los rasgos personales de cada uno.

Debemos decir, que las mujeres/niñas Asperger son diferentes en términos de una reacción diferente o expresiva de su sintomatología, lo que no implica que padezcan los desafíos de forma divergente a sus pares masculinos.

Hablemos pues de algunos de los patrones más representativos de los estereotipos femeninos siguiendo los criterios de Christine Preißmann, Lilia Negrón y Liane Holliday:

Comportamiento general

Suelen tener mejores estrategias de adaptación que los varones para camuflar o enmascarar la confusión en situaciones sociales, logrando cierto grado de éxito por imitación. Esto se logra luego de profundas observaciones detalladas del comportamiento ajeno, lo que puede llevar a la chica a copiar comportamientos de otras para ser socialmente aceptada, logrando una personalidad camaleónica impresionante que no permite escapar la real que se considera defectuosa; mientras que, algunas más introvertidas opten por huir a mundos imaginarios y aislarse socialmente para evitar burlas por sus extraños comportamientos, sin querer precisamente permanecer aislada; en ambos casos la angustia social es inevitable en el aislamiento o con el temor de cometer equivocaciones que la lleven al mismo; por ello es común que recurran también a mascotas, cuyo amor se puede considerar incondicional y libre de máscaras sin miedo a los rechazos.

Apariencia

Tienden a tener un estilo “Tom Boy” por práctico y fácil de llevar; algunas suelen ser un tanto desarregladas en su imagen personal; pero existen otras que son capaces de tener obsesión por la moda como uno de sus pasatiempos.

En el punto medio encontraremos mujeres que suelen usar prendas prácticas, al estilo uniforme, que pueden hallar en los vestidos de textiles naturales un estilo fácil de llevar, sin mucho trabajo y que no implica botones, cintos o cierres para parecer más arregladas sin sacrificar la comodidad y así lograr menos juicio a su apariencia general.

Debido a la alteración sensorial, propia del espectro, es posible que se desarrollen problemas de alimentación o del sueño constantes, lo que puede llevar a generar anorexias nerviosas, úlceras gástricas, problemas digestivos o de colón irritable, etc y el caso del sueño problemas de higiene del sueño severos e incluso insomnios persistentes que repercutan en su salud y aspecto.

Relaciones interpersonales

Tienden a sentir mayor afinidad por compañeros masculinos, al tener un aprecio más grande por la lógica y la frialdad de los sentimientos o intereses alejados a los asignados a su rol de género; aunado a una frecuente memoria en los detalles insignificantes, puede parecer perfeccionista o criticona por sus coetáneos.

Es posible que algunas chicas SA tiendan a generar hiperempatía, lo que complica aún más el dignostico al no ser parte de los estereotipos “comunes”.

Las chicas no se interesan en el “mal” comportamiento de los compañeros, tienden a ser leales y serviciales en un desafortunado anhelo de aceptación, siendo ingenuas e inmaduras socialmente; radicado aquí el mayor peligro para ellas mismas.

Al cometer un error social los chicos pueden llegar a manifestarse violentamente; mientras que las chicas (por convención social aprendida) tenderán a disculparse y apaciguarse, a veces de manera forzada y dolorosa a nivel interno; lo que puede generar un constante carácter de sumisión extrema en el que radica la duda perenne de no encajar adecuadamente más que a través de la obediencia, volviéndolas presa fácil de depredadores sexuales o abusadores compulsivos que bajo fórmulas de falsa protección infringen abusos incluso en el seno de la propia familia.

asperger
Foto: Killy Sparre

Percepción social de las mujeres Asperger

Son personas frías, sin empatía hacia sus familiares, incluso desentendidas de sus hijos; suele no estar presente en las reuniones sociales, es mal educada, egoísta o poco cariñosa; son engreídas, no saludan o ignoran a los compañeros con frecuencia.

Debido a su incapacidad de enmascarar sus intenciones pasan por mujeres amenazantes, bruscas, incapaces de seguir órdenes, que no entienden lo que se les dice; sufriendo en el ámbito laboral por su excesiva acertividad lógica producto de gran parte de sus cegueras sociales.

Es posible que se les llegue a considerar soberbias, egocéntricas, retadoras; irrespetuosas con los superiores; incapaz de mantener la boca cerrada en momentos en los que debería callar, incapaz de comprender las demandas tácitas; insistente e incluso impertinente en sus argumentos por lógicos que parezcan suelen ser incómodos.

Se colocan en condiciones de peligro innecesariamente al no detectarlo; por lo que constantemente son consideradas retadoras de la autoridad; en pocas palabras, no son personas capaces de encajar en el mundo social convencional o laboral.

La gente es incapaz de comprender la dependencia ante algunas parejas abusadoras, a pesar de su inteligencia o la incapacidad de notar el abuso laboral reiterativo en su persona hasta que se quiebran irremediablemente.

Las características de las Mujeres SA suelen convertirlas en doblemente excluidas de la sociedad en general, y de la vida laboral en particular.

Autopercepción

No suele entender las reacciones de los demás, ya que desconoce su origen o razón: no comprende el odio frente a su propio comportamiento que no percibe como insensible; lo que genera angustia constante.

El ruido suele generar angustia, percibir excesivamente a los demás conlleva un extravío, lo que genera dolor físico (si se padece hipersensibilidad); lo que la lleva a sentirse incomprendida, frustrada en la comunicación e insegura en su propia desorientación y angustia.

No es su deseo herir o retar a nadie, pero la ceguera social puede llegar a un punto en el que sea incapaz de hacerlo por lo que no comprende los castigos a su incapacidad de mentir o fingir; incapaces de callar los sentimientos u opiniones suelen tener problemas al no comprender como falta de respeto la defensa apasionada de sus ideas, principios o argumentos.

Foto: Sebastien Barriol

La razón de hacer hincapié en el diagnóstico oportuno y en el posible tratamiento de las mujeres SA es que la mayoría llega a pasar su vida sin ayuda para balancear el estrés, ansiedad social y el resto de sintomatología de trasfondo que conlleva el síndrome; sobre todo debido a que los pocos casos de diagnosis actual en México son de mujeres “altamente afectadas o dependientes”; siendo el resto presa de mayor índice de abusos sexuales reiterativos, relaciones de pareja destructivas o violentas (por su ingenuidad e inseguridad). El peor escenario es el suicidio debido a la mala calidad de sus relaciones sociales o el intenso deseo de encajar e inconformidad; otro terrible escenario es la posibilidad de recibir errados diagnósticos como bipolaridad, esquizofrenia, personalidad múltiple, desorden en la personalidad y por ello reducir significativamente los avances que podría tener con la terapia adecuada.

Ser mujer en un mundo desigual ya es muy difícil ¿te imaginas pasarlo viviendo en angustia perpetua? Por eso es importante la integración y diagnóstico oportuno, así como la difusión de estos temas a la par de la visibilización de las mujeres SA.

Bibliografía:

Si, en algún momento deseas hacer una investigación más profunda para rebatir o afirmar los conceptos de este artículo te invitamos a revisar las fuentes básicas para algunos conceptos:

Catherine, Faherty. El síndrome de asperger en las mujeres: ¿Un conjunto de retos diferentes? 2009

Holliday, Liane. Pretending to be Normal: Living with Asperger’s Syndrome (Autism Spectrum Disorder) Expanded Edition. 2015

Adwood, Tony. Girls and women who have Asperger ́s syndrome. 2017

 

Total
149
Shares

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*